Soñar con pene simboliza la sexualidad, la autoridad y la vitalidad. Muchas mujeres sueñan con pene, incluso con tener uno, pero en la mayoría de las ocasiones se relaciona más con la fertilidad que con los deseos sexuales per se. Soñar con pene es un sueño bastante común, sobre todo cuando estamos en una etapa de muchos cambios. A continuación analizaremos algunos posibles significados de soñar con pene.

Soñar que tengo pene

Representa el deseo de contar con mayor poder y autoridad. Siempre el pene, ergo, la figura del hombre, ha estado vinculada con el poder. Por lo tanto, en caso que seamos mujeres y soñemos con tener un pene, se asocia inherentemente a la necesidad de ganarnos el respeto de la gente que nos rodea.
Sucede que incluso hoy en día, los roles en la sociedad continúan acentuando en la mujer una figura de madre y «sexo debil» difícil de erradicar. En consecuencia, las condiciones y dificultades para conseguir determinado puesto de trabajo difieren bastante de aquellas oportunidades con la que cuenta un varón, y es de aquí donde nace nuestro deseo de tener mayor autonomía, como la de un hombre en nuestra sociedad.
Lo importante, independientemente del sexo que tengamos, es recuperar la seguridad en nosotras mismas, persiguiendo nuestros ideales más allá de los tabúes arraigados al pueblo o a la religión a la que pertenezcamos.

Soñar con erección

Soñar con erección representa nada más y nada menos que la autorealización. Si vemos nuestro propio pene erecto quiere decir que estamos conformes y felices, no solamente en el ámbito sexual, sino con la vida que llevamos en general. En caso de ver el pene erecto de alguien mas, puede hacer referencia a algunos cambios que pueden presentarse, cambios que van a influir directamente sobre nuestra rutina y nuestro estilo de vida.

Soñar que no tenemos pene o estamos castrados

Simboliza la carencia de convicciones y la falta de influencia sobre las demás personas. Hemos perdido el control de la situación y no sabemos cómo proceder ante los eventos que van sucediéndose. Lograr que la gente recupere la confianza depositada en nosotros no es fácil, pero tampoco es imposible, para ello será necesario alimentar nuestro ego y seguir avanzando sin mirar atrás.
Este sueño también puede sugerir que no nos hallamos cómodos debido a nuestra condición sexual. La sociedad y la religión siempre han intentado encasillarnos según el órgano sexual con el que nacimos, condicionando nuestros gustos y por ende, nuestro accionar como individuos. Ser diferente a los demás no tiene nada de malo! En la medida en que nos cuidemos, aceptemos y respetemos a los demás, podremos disfrutar de nuestra sexualidad y aprender a lidiar con los prejuicios.

En términos generales, soñar con pene denota un periodo de maduración emocional. Solemos tener la idea preconcebida que, soñar con pene o soñar con órganos sexuales está vinculado a deseos o fantasías reprimidas. La realidad es que esto no es así. Los órganos sexuales en los sueños encierran conceptos menos primitivos, tales como la autoestima y la importancia que le atribuimos a la imagen que proyectamos en los demás.

Otros sueños interesantes

¿Has tenido otro sueño? ¿Te gustaría leer su interpretación? Te invito a que revises nuestro diccionario de los sueños para que encuentres tu sueño y su significado.

2 comentarios en “Soñar con pene: quieres tener el control de todo”

    1. El mundo onírico es sumamente atrayente… Entender que todo proviene de nuestro inconsciente y que los sueños no suceden porque sí, resulta muy interesante! Muchas gracias Jehu por dejar tu comentario! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba