Soñar con sangre: es momento de curar tus heridas

Soñar con sangre adquiere diferentes significados acorde al contexto en el que nos desenvolvemos. Sus connotaciones varían entre la angustia y la felicidad.

Soñar con sangre
Soñar con sangre denota tristeza
Debemos tener muy en cuenta de dónde mana la sangre que vemos en nuestro sueño, la cantidad de la misma e incluso la sensación que produce ésta en nosotros. A continuación estudiaremos algunas de estas posibles connotaciones.
  • Soñar con sangre en una herida quiere decir que estamos expuestos a problemas que pueden ser financieros o de salud. Además puede estar asociado a agotamiento físico e intelectual de determinado momento.
  • Soñar con cosas manchadas de sangre implica que tenemos más enemigos que amigos a nuestro alrededor. Sepamos distinguir entre ellos para evitar las traiciones y los malos tragos. El caso particular de las manchas de sangre en el suelo sugiere que una persona querida está sufriendo mucho y necesita urgente de nuestro apoyo incondicional.
  • Tener sangre en nuestras manos en el sueño se relaciona con algún acontecimiento del cual estamos sumamente avergonzados y no queremos que nadie descubra. También puede estar vinculado a futuros inconvenientes ocasionados por personas cercanas.
  • Encontrarnos escrita la palabra «sangre» significa que, a pesar de nuestras fervientes ganas por cambiar algo de nuestras vidas, esto no puede modificarse. Debemos aprender a aceptar nuestro propio destino.
  • Soñar que bebemos sangre hace referencia a nuestro poder y ambición.
  • Ver correr sangre indica malos augurios, futuras peleas con nuestros queridos, por lo que deberemos prestar atención a nuestros vínculos. El caso particular de ver sangre pero no saber de donde proviene indica que estamos insatisfechos con nosotros mismos o con la vida que nos tocó. Tendremos que descubrir cual es la raíz de nuestras preocupaciones y malestar.
  • Soñar con sangre en la ropa está asociado a conflictos emocionales o personales, cuyo desenlace en casos extremos, suele ser la muerte.
  • Soñar que nos sangra la cabeza hace alusión a problemas internos que deseamos, pero que no podemos resolver. Tengamos paciencia que todo tiene solución.
  • Soñar con mucha sangre presagia éxitos en nuestras metas preestablecidas.
  • Ver sangrar a otra persona implica que le estamos haciendo mucho daño inconscientemente a alguien que estimamos mucho.
  • Donar sangre en el sueño hace referencia a nuestra humanidad y nuestra buena fe. Siempre estamos dispuestos a ayudar a quien más lo requiere. Por el contrario, soñar que nos donan sangre implica que somos débiles y que nos encontramos en graves problemas, pero no perdamos la fe, siempre hay alguien con buen corazón que nos socorrerá aun en los peores momentos.
  • Un hacha sangrienta indica que deberemos cuidar nuestra conducta, ya que puede ser la causante de muchas disputas.
  • Ver cómo coagula nuestra propia sangre marca el final de una etapa funesta de nuestra vida. Llegó la hora de disfrutar de los buenos momentos que se avecinan.
  • Soñar que nos realizamos una prueba de sangre apela a que estamos preocupados por nuestra salud.
  • Es común soñar que nos lastimamos pero que no sangramos. Esto se relaciona con el hecho de desconocer el origen de nuestro sufrimiento y usualmente se vincula con el aspecto afectivo.
  • Una habitación llena de sangre en los sueños presenta la oportunidad para reparar nuestros errores. Aprendamos de ellos para no volver a repetirlos.
  • Soñar con ríos de sangre son un indicio de malas noticias, estemos preparados para recibirlas.
Soñar con sangre se relaciona con el dolor, el peligro, la pasión, el amor, la decepción y muchos otros sentimientos. Como hemos visto, existen diversas interpretaciones, pero obviamente éstas difieren acorde a la persona y al contexto.

Sueños relacionados

Leave a Reply