Habrás escuchado o leído que los adultos necesitan dormir entre 7 y 9 horas cada noche. Pero más allá de la cantidad de horas, la calidad del sueño es fundamental.
Mientras descansas, tu cuerpo atraviesa diferentes fases que constituyen el ciclo del sueño. El sueño profundo, también conocido como «deep sleep«, es el estadio del sueño que necesitas para sentirte «recargado» cuando te despiertas en la mañana. A diferencia del REM (movimientos oculares rápidos), el sueño profundo ocurre cuando el cuerpo y las ondas cerebrales disminuyen.
Es difícil despertar de un sueño profundo y, si lo logras posiblemente te sientas mareado.

¿Cuáles son las fases del sueño?

El sueño se divide en dos fases: REM y NREM. Comienzas tu sueño en la etapa NREM y luego le sigue por un corto periodo de tiempo, el sueño REM. De esta forma, el ciclo se repite cada 90 minutos a lo largo de toda la noche.
El sueño profundo se manifiesta al final del estadio NREM.

El sueño NREM o sueño no REM

La primera etapa del sueño NREM dura a penas unos minutos, es decir lo que tardas en dormirte realmente.
Durante la etapa 1:

  • Las funciones de tu cuerpo (tales como respiración, movimientos oculares y latidos del corazón) disminuyen
  • Tus músculos se relajan con algunos espasmos ocasionales
  • Tus ondas cerebrales disminuyen
  • La segunda etapa constituye cerca del 50 por ciento del total del ciclo del sueño.

Durante la etapa 2:

  • Tu cuerpo sigue relajándose y lentificándose
  • Tu temperatura corporal disminuye
  • Tus movimientos oculares se detienen
  • Tus ondas cerebrales son lentas, pero tienes algunos pequeños estadillos de actividad.
  • Los estadios 3 y 4 ocurren cuando experimentas el sueño profundo.

Durante las etapas 3 y 4:

  • Tus latidos y respiración se vuelven más lentos mientras tus músculos se relajan
  • Tus ondas cerebrales se vuelven más lentas mientras duermes
  • Es difícil que te despiertes incluso con ruidos fuertes.

La primera fase del sueño dura entre 45 y 90 minutos. Durante la primera mitad de la noche tiene periodos más largos y se acorta en cada ciclo del sueño.

El sueño REM

La fase 5 del sueño, se corresponde con tu primera fase del sueño REM. La misma ocurre cerca de 90 minutos después de pasar por las etapas de NREM.
Durante este estadio:

  • Tus ojos se mueven rápidamente lado a lado
  • Experimentas soñar a medida que tu actividad cerebral aumenta a un estado más despierto
  • Tu ritmo cardiaco aumenta cercano a tu estado de vigilia
  • Tu respiración se vuelve más rápida e incluso se vuelve irregular en el tiempo
  • Tus extremidades pueden llegar a paralizarse.

¿Cuáles son los beneficios del sueño profundo?

La glucosa aumenta en el cerebro durante el sueño profundo, de esta manera favorece la memoria a corto y largo plazo y el aprendizaje en general.
El sueño profundo también sucede cuando la glándula pituitaria secreta hormonas importantes, como la hormona del crecimiento, que permite que el cuerpo crezca y se desarrolle.
Otros beneficios del sueño profundo incluyen:

  • Restauración de energía
  • Regeneración celular
  • Aumenta el suministro de sangre a los músculos
  • Promueve el crecimiento y la reparación de tejidos y huesos
  • Fortalece el sistema inmune

¿Qué sucede cuando no duermes lo suficiente?

El sueño profundo ayuda a procesar la información del día a día. Si no duermes lo suficiente, tu cerebro no podrá procesar dicha información en tu memoria.

El simple hecho de no tener una buena calidad del sueño se relaciona con las siguientes condiciones:

  • Alzheimer
  • Problemas del corazón
  • Diabetes
  • ACV (accidente cerebrovascular)

A su vez, se puede asociar con diferentes trastornos:

¿Cuánto sueño profundo necesitas?

Aproximadamente el 75 por ciento de la noche lo inviertes en el sueño NREM, mientras que el 25 por ciento es sueño REM. Entre el 13 y el 23 por ciento del total del sueño, es sueño profundo.
El sueño profundo decae con la edad. Si tienes menos de 30 años, posiblemente tengas 2 horas de sueño profundo cada noche y si tienes más de 65, puede que solo tengas una hora de sueño profundo o directamente no lo tengas.
No existe un requerimiento específico para tener sueños profundos, pero los jóvenes probablemente necesiten más porque ayuda al crecimiento y al desarrollo. Por otro lado, las personas mayores también necesitan dormir profundamente, pero no dormir tanto tampoco implica que tengan un trastorno del sueño.

Fuente: Healthline.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba